Crisis de Deuda en la zona EURO, penúltimo capítulo?

13 11 2011

Parece que no han pasado los meses y la historia se repite. La zona EURO parece atrapada en su Día de la Marmota particular. Y es que se sigue sin encontrar una salida definitiva del atolladero. Aunque quizás la forma más apropiada de nombrarlo sería que parece que no se quiere encontrar esa salida.  Durante los últimos meses se ha ido especulando con la más que posible y probable quita parcial de la deuda griega. Por todos es sabido que es completamente imposible que Grecia logre pagar todo lo que debe, por tanto sólo existe una salida: la quita parcial. Pero esa quita parcial tiene una serie de efectos indeseados y el principal de ellos es lo que hemos conocido como contagio. El temor totalmente fundado de que la quita pueda causar un efecto dominó que deje a la crisis de Lehman Brothers como un chiste de mal gusto, ha frenado hasta ahora las decisiones de los principales dirigentes europeos.

Una quita “desordenada” podría provocar la caída en cadena de los principales bancos acreedores del estado griego (léase franceses, alemanes, y algún estadounidense). Por eso parece que se apuesta más por un proceso “ordenado” de impago. Pero… qué es un proceso ordenado de impago? Pues cómo en muchas otras ocasiones en el sector financiero, un proceso ordenado es un eufemismo más. No es más que dilatar el momento del impago para dar tiempo a todas estas entidades que durante todo este periodo se han beneficiado de los jugosos rendimientos de estos bonos a liquidar y cerrar sus posiciones. Es decir, permitimos que alguien juegue con las cartas marcadas.

Pero este juego trae otros colaterales que hacen que la situación se vaya degradando ante la inacción de las instituciones europeas. La prueba palpable que hasta los profanos pueden ver es que la situación empeora progresivamente. De tener a un país como Grecia en la picota (sin olvidar a Portugal e Irlanda en episodios anteriores),pasamos a Italia, y por medio España se ha paseado por el filo de la navaja. Es decir, este retraso en la quita que podemos tener por seguro que se producirá, provoca una presión sobre los demás actores de esta función con consecuencias impredecibles.

Otra escena de esta obra, es el impacto que tiene todo esto sobre la moneda. En concreto, el cambio de EURUSD está sufriendo una continua devaluación desde 2008, inicio de todo esto con la caída de Lehman. Aunque esto puede considerarse como positivo para las exportaciones, no deja de ser un síntoma más de lo que está sucediendo. En el caso concreto del EURUSD, tenemos una economía de contrapartida, la norteamericana, que estuvo a punto de incurrir como Grecia en el impago en el mes de Agosto, pero esta situación no está reflejada ni en su rating ni en los mercados, y es que en este caso no se trata de quién está mejor sino quién está menos mal de los dos. Las posiciones a corto y el cierre de posiciones en el EURO para irse a monedas refugio (CHF, JPY,USD) está presionando la divisa a la baja en todos los cruces. Atención por tanto a este escenario, ya que si no se produce una modificación destacable, podemos ver al EURUSD en niveles de 1,30 o incluso tocando el 1,20 en pocos meses.

Mucho se ha hablado de la insolvencia griega. Mucho se ha hablado de la forma en que el gobierno griego ha afrontado esta crisis, y de su transparencia y veracidad en sus cuentas, pero nadie habla de los riesgos que han asumido entidades como los bancos franceses (Societé Generale, BNP Paribas, Credit Agricole) al  comprar una deuda griega que mientras nadie levantó la liebre, eran fuentes importantes de rentabilidad. De igual forma están afectadas diversas entidades alemanas, encabezadas por el Deustche Bank, pero el problema de Alemania si cabe es aún más importante, y frau Merkel lo sabe perfectamente. Multitud de planes de pensiones de trabajadores alemanes tienen fuertes intereses en deuda griega, y una quita, provocaría un impacto directo en estos fondos, y por tanto en sus pensiones de jubilación. Imagináos la cara de un trabajador alemán al ver que su plan se ha devaluado un importante porcentaje a causa de esto. Creo que por mucho que se justifique Merkel, ella va a ser una de los blancos de todo lo que esto va a provocar, y ella lo sabe.

Por eso se ha protegido Grecia hasta ahora. Cuando hayan podido articularse las medidas adecuadas, no dudéis en que va a dejar caerse a Grecia a plomo, y se la abandonará a su suerte sino hay daños colaterales a considerar. En el momento que se haga oficial la quita, y se sepa cómo se va a realizar y con qué garantías, los mercados empezarán a ver la salida del túnel. Mientras esto no suceda, más de lo mismo: alta volatilidad en los mercados, caídas de espanto, ataque a los valores financieros dado que son los más afectados, primas de riesgo y CDS en niveles estratosféricos, tipos de interés de la deuda por las nubes…

Y que nadie se lleve a engaño. La economía es un sistema engrasado con unas perfectas correas de transmisión. Los efectos de todo este tsunami se dejarán sentir, y de que manera, a todos los niveles de la economía, incluso la real. Para empezar, parece que mucha gente no es consciente de lo que puede suponer una caída de entidades como Societé Generale. Si Societé entra en dificultades podríamos hallarnos ante una situación jamás vista y sin comparación anteriormente. Esta entidad actúa de garante y emisor en multitud de productos estructurados comercializados por ella misma y otras entidades. Estos productos han sido vendidos y colocados a entidades de todo tipo y país, y directamente o indirectamente están formando parte de una enormidad de carteras de productos financieros.

Y aquí viene el problema como una de estas entidades se derrumbe. Algunos de estos productos, por ejemplo, son los conocidos en España como “Fondos Garantizados”. Si alguien invirtió o tiene estos fondos en cartera y duerme tranquilo, yo miraría quién es el gestor del fondo en cuestión, o algo peor que no podremos ver: estos fondos pueden tener en sus carteras estos instrumentos de estas entidades, que son las que dan garantías al fondo. En caso de default… pues a reclamar al maestro armero…

Esperemos que no tengamos que  llegar a estos extremos, pero lo que si es cierto es que los mercados descuentan en cierta medida estos escenarios, y sino, sólo hay que echarle un ojo a lo que está pasando con la prima de riesgo de Francia en los últimos días…. algo elocuente, no es cierto? Evidentemente los niveles de la misma están aún lejos de la deuda italiana, pero el fuerte aumento de los últimos días pone al páis en punto de mira. Si las entidades más importantes del país tienen dificultades lógicamente el país se verá sumido en un pozo el cúal tendrá un difícil escape (ayudas públicas con impacto directo en las arcas del estado, necesidad de emitir nueva deuda, desaparición de crédito, pérdida de puestos de trabajo, impacto en el PIB…)

Capítulo aparte merece la deuda italiana que ha llegado a dar una rentabilidad superior al 7% en algunos momentos en sus bonos a 10 años. Esto es completamente insostenible para cualquier economía, y la consecuencia directa ha sido la caída del primer ministro y el ascenso de un tecnócrata,bien visto por los mercados. Ahora, no nos engañemos, el primer objetivo de Italia es, y debe ser, calmar a los mercados. Afrontamos un momento decisivo, para la zona Euro y si viabilidad. De la agilidad y precisión en la toma de decisiones dependen muchas cosas, porque cada vez queda más margen de error, y los mercados no se si aguantarán algun capítulo más del serial…


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: