El camino del trading. Gestión Monetaria.

16 07 2012

Como ya hemos hablado en los posts anteriores de ésta serie, la Gestión Monetaria debe ser uno de los pilares de nuestro trading. Es lo que nos va a dar la garantía de éxito ante una serie de pérdidas. Ya os estaréis dando cuenta que todo lo que se refiere a nuestra operativa de trading son una serie de piezas que no funcionan por separado. Para que funcione debe tener en cuenta todos los aspectos que influyen (Análisis Técnico, Psicología y Gestión Monetaria).

Pero para empezar vamos a intentar definir el término con exactitud: la Gestión Monetaria es una disciplina del trading que intenta gestionar el riesgo en cada una de las operaciones que llevamos a cabo de una forma eficiente y garantizando que nuestra máxima serie de pérdidas no arruine la cuenta y nos deje fuera del mercado. Esta última es la máxima más importante.

EL MARGIN CALL.

De todos es sabido que la ventaja de operar con productos derivados como los que operamos en FOREX y otros mercados, es el apalancamiento. Una forma muy simple de definirlo es que el broker nos permite operar en el mercado con un capital que es varias veces nuestro capital invertido en la operación. Ese múltiplo es el llamado ratio de apalancamiento. El efecto palanca que produce hace que invirtiendo una cantidad podamos obtener beneficios porcentualmente muy importantes respecto a nuestro capital inicial. Lo que dice la letra pequeña es que nuestras posibles pérdidas también van en la misma proporción que los beneficios.

En cada operación el broker nos “bloquea” parte de nuestro capital para asegurar que tengamos liquidez para afrontar posibles pérdidas. En el caso de que estas pérdidas aumenten, puede darse el caso de que no tengamos capital para cubrir las nuevas necesidades que nos exige el intermediario y provoca un Margin Call, osea una advertencia de que añadimos más capital a la cuenta para hacer de garantía de nuestras operaciones o el intermediario procederá a cerrarlas inmediatamente para no asumir más riesgos.

OBJETIVOS DE LA GESTIÓN MONETARIA.

El principal objetivo de nuestra Gestión Monetaria será no llegar nunca a recibir un margin call. El sistema debe estar correctamente dimensionado para aguantar la máxima serie de pérdidas sin incurrir en falta de fondos para cubrirlas. Para ello debemos guardar la propocionalidad en ciertos parámetros de nuestro trading:

– El número de contratos de cada una de las operaciones, para no exceder el riesgo máximo por operación.

– El número de operaciones simultáneamente que tengamos abiertas (el Riesgo Latente).

– Nuestra máxima serie de pérdidas, estadísticamente.

– La Gestión de operaciones perdedoras.

– El patrimonio total de la cuenta.

Un adecuado dimensionamiento de cada uno de estos parámetros nos permitirá operar con la tranquilidad de reducir nuestras posibilidades de Margin Call al mínimo y con la confianza de que el sistema es capaz de recuperar cualquier racha de pérdidas.

1. Número de contratos por operación.

El número de contratos por operación nos dará el riesgo de la misma respecto a nuestro patrimonio total de la cartera. Al utilizar el apalancamiento financiero, no utilizaremos el margen para calcular el número de contratos, sino que nos fijaremos en el importe de la misma una vez aplicado el apalancamiento, y sobretodo, en el ratio Beneficio / Pérdida por pip.

Por ejemplo:

En el par EURUSD, si vamos a abrir una operación por un volumen de 100.000 USD eso quiere decir que estamos arriesgando 1 USD por pip ganado / perdido (100.000 USD / 10.000 pips por unidad de USD). Tendremos que aplicar el cambio para calcular los EUR. de la misma forma, con un apalancamiento de 50.000 USD tenemos una operación que arriesga 0,5 USD por pip.

2. Número de operaciones abiertas simultáneamente.

Una vez tenemos definido el apalancamiento que vamos a utilizar como base en nuestra operativa, podemos calcular el Riesgo Latente que estamos dispuestos a asumir. Es decir, si sumamos los apalancamientos del número de operaciones que podemos tener abiertas simultáneamente, Cuánto vamos a arriesgar por pip?. Si normalmente se aconseja arriesgar entre un 1% y un 3% del total de la cartera por operación, podemos extrapolar otro cálculo que nos de la máxima pérdida diaria asumible y dividido entre el apalancamiento por operación nos daria el número de operaciones.

3. Draw-Down. 

Otro aspecto a considerar es la máxima serie de pérdidas o Draw-Down experimentado en el Backtesting que debe realizarse de forma previa a aplicar una estrategia. Esto nos dará un indicativo importante de cara a evitar el Margin Call. Siempre tenemos que hacer estos cálculos dejando un cierto margen, porque… recordad:

– La máxima serie de pérdidas, siempre está por llegar.

4. Gestión de la pérdida.

Sin duda, esta es la parte más importante de la Gestión Monetaria. La definición de cómo vamos a gestionar la pérdida es la que definirá en buena medida el resto de parámetros a tener en cuenta. Básicamente podemos encontrarnos con dos tipos principales de afrontar el “lado oscuro” de la estrategia:

– Muchas operaciones perdedoras, pero con importes reducidos. Lo que nos daría por el contrario, pocas operaciones ganadoras pero con mucho recorrido.

– Pocas operaciones perdedoras, pero con importe elevado. Teniendo entonces, muchas operaciones ganadoras, pero con importes más modestos.

Naturalmente alguien pensará que lo mejor es tener muchas operaciones ganadoras y con importe elevado. Eso es la quimera, pero lamentablemente no existe o como mínimo yo no tengo conocimiento de nadie que haya llegado a ese punto. Este binomio entre número de operaciones y su tamaño siempre acostumbra a ser inversamente proporcional.

Ninguna de las dos situaciones es mejor que la otra, siempre que el resultado sea positivo, osea que la Esperanza Matemática sea positiva. Éste es un concepto que saldrá repetidamente en esta serie de posts y que es recurrente en mis artículos porque lo considero vital. Es uno de los principales indicadores de la viabilidad de nuestra estrategia, y nos indica si los valores de num de operaciones respecto a su tamaño nos conducirá o no al éxito.

Sin duda ésta es la situación más difícil que os vais a encontrar haciendo trading. El momento de cerrar una posición perdedora acostumbra a ser duro para los no iniciados en este mundo, pero el día que empezéis a cerrar posiciones perdedoras sin que os cause ningún trauma es que vais por buen camino. Esto sólo puede darse por dos motivos:

O se es un inconsciente que se va a cargar la cuenta, en ese caso poco hay que hacer…

O se asume con calma la pérdida porque sabemos que forma parte del trading, y nuestro sistema es capaz de soportarla. Es decir, que tenemos la seguridad de que a largo plazo ganaremos más que perderemos.

En el trading siempre es muy importante mantener esa visión a largo plazo que no debemos perder por una mala operación o un mal dia… Nuestro objetivo es ganar dinero a largo plazo, tener una linea de beneficios constante y progresiva. Y para ello contamos con diversas herramientas que cada uno utiliza a su discrección dependiendo de su conocimiento, psicología o mercado en el que esté operando.

Podemos reducir estas operativas (las que son viables) a dos:

Trabajar con stops de pérdidas. Sin duda, la más utilizada. Nos fijamos una pérdida máxima a aceptar por cada operación y colocamos una orden de venta en ese punto que se realizará en caso de que el nivel sea traspasado. Es nuestra manera de asumir la derrota y cortar las pérdidas de raíz.

Trabajar con coberturas o Hedging. Muy utilizada en mercados de derivados para proteger posiciones de contado. El instrumento por excelencia para realizar estas operaciones son las Opciones, aunque yo siempre digo que no debemos tener miedo a pisar terreno desconocido, y puede tener su utilidad en multitud de situaciones. Sin duda, gestionar este tipo de operativa es más costoso y mucho  más complicado que operar con stops, pero también tiene ventajas a tener en cuenta. No forma parte de la intención de este artículo profundizar en este tema en concreto, aunque podríamos hacer algún texto específico más adelante. Existen muchas formas de practicar una cobertura que no impliquen necesariamente a opciones.

5. Patrimonio total.

El patrimonio total será la base sobre la que asentaremos nuestros cálculos. Sobre este tema hay que puntualizar un par de cosas:

– Aqui tenemos que contabilizar la cantidad de dinero que queramos destinar a nuestra actividad de trading, independientemente de qué esté depositada o no en la cuenta  del broker.

– En caso de no estar en la cuenta del broker, la cantidad correspondiente debe estar disponible con liquidez inmediata por su tuviéramos que disponer de ella y no invertida en ningún tipo de activo.

CONCLUSIONES.

Hasta aquí la pequeña introducción de esta serie en la Gestión Monetaria. Muchos de los conceptos que hemos ido exponiendo en este post son de vital importancia para el desarrollo de una estrategia y por tanto es muy importante conocerlos y dominarlos. Si al menos con esto se logra una pequeña introducción el objetivo está conseguido.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: